LOS REFRESCOS DE COLA BUENOS O MALOS PARA LOS JOVENES?

Por Sandra Nuñez

Mucho se ha hablado estos días de la prohibición que parece imponerse en muchos estados americanos a los refrescos de tamaño gigante y todo debido a la tasa de obesidad sobre todo infantil y juvenil que soporta el país. Sin embargo, poco se habla de que una dieta sana viene siempre acompañada de ejercicio.

La alimentación evidentemente es la parte fundamental. De nada sirve matarte en el gimnasio si después te atiborras a comida basura, pero en sentido contrario también pasa lo mismo, es más saludable comer equilibradamente y hacer ejercicio que caer en la obsesión de no comer nada por miedo a engordar.

Por ello, me sorprende que no se dedique mayor esfuerzo a que los chavales y jóvenes aprendan lo importante que es moverse, que anden en vez de coger el coche para todo, que se fomente los juegos físico en los colegios y que se enseñe que un refresco debe ser una cosa extraordinaria en el día a día y que no se puede sustituir el beber 2 litros de agua al día por un tres o cuatro refrescos diarios.

La gente latina en general hemos ido adaptándonos a las costumbres culinarias americanas, sin que para nada esto sea una critica a la gastronomía americana pues de mis viajes a lo largo de estos años he aprendido que para cada país su comida es todo un majar y no iban a ser menos los americanos, simplemente me permito la osadía de recordarles (la inmensa mayoría de mis lectores son latinos) que nuestra gastronomía es rica en frutas y verduras y que nunca ha sido costumbre diaria tomar refrescos y por qué si durante años no hemos sufrido índices de obesidad en nuestros países de origen vamos a cambiar de hábitos?

Esta semana con motivo del día de la independencia mejicana, me ha sorprendido y mucho la cantidad de chavales que he visto por la calle orgullosos de sus camisetas o banderas mejicanas y sujetando un vaso enorme de una bebida gaseosa, es algo que me ha dejado perpleja…..

Como todo el la vida, los excesos son malos y sin duda aún recuerdo cuando los fines de semana visitábamos a nuestros abuelas y esa tarde había barra libre de refresco…. Pero solo esa tarde, luego a lo largo de la semana mi madre me controlaba casa gota de refresco que podía tomar después de terminar de jugar con mi bicicleta….

Leave a Reply

Your email address will not be published.