REAL MADRID- BARCELONA MÁS QUE UN PARTIDO.

Por Sandra Nuñez

Esta semana en España (por ahora, dada las ansias independentistas de Cataluña) se celebra uno de esos acontecimientos deportivos que por alguna razón que apenas nadie sabría explicar se ha convertido en un evento mundial.

Si bien, el futbol para alguien que ha nacido y crecido la mayor parte de su vida en Europa es a cultura nacional, desde que llegué a USA me di cuenta de que apenas les importa eso del Soccer, y si les importaba, era el soccer femenino que por lo visto son muy muy buenas.

Nada que ver, con mis conocidos latinos para los que ser del Madrid o del Barcelona es cuestión de religión. Es sorprendente la cantidad de camisetas del Barcelona que se pasean por las calles de Las Vegas y sin embargo que sean muchos más lo que una vez que confirmo que nací en Madrid me dicen orgullosos que son madridistas a fuego.

El domingo en España será uno de esos días en que la gente se reúne con los amigos o la familia, alrededor de unas cervezas frías, unas patatas fritas y por unos instantes se olvidan de los prestamos, de la falta de trabajo, de los problemas económicos y estructurales del país y de cómo afrontar un futuro incierto, como si a la mañana siguiente todo fuera a desaparecer

Aunque solo sea por ello, merece la pena que por un par de horas se pare el tiempo y muchos millones de personas (aunque muy pocos americanos) estemos pendientes si la pelota entra o no entra en la portería.

Es la magia del deporte , que puede hacer que una atlética de corazón diga HALA MADRID.

Leave a Reply

Your email address will not be published.