The Call No Practique Esto En Casa


Burt Wonderstone have to pull a rabbit from a hat with "The Call" runner-up

THE CALL (2013)
“No practique esto en casa”
Cuando los gajes del oficio significan salvar una vida, a veces, hasta la tuya propia.

En la ciudad de Las Vegas, se pueden vivir tantas cosas al mismo tiempo y nada a la vez. Dentro de un casino, puede usted salir del cine y a un lado de un par de recién casados, puede usted curarse la emoción de lo que sea, tomando una copa en cualquier bar, de lo que sea. Esta vez me tomé una copa de vino para curarme la impresión después de la Premiere de “THE CALL”. Estelarizada por Halle Berry, Michale Eklund, Abigail Breslin y dirigida por Brad Anderson. Estamos hablando de suspenso bien hecho.

De estreno esta semana, totalmente recomendable. Vaya usted a ver “THE CALL”. Eso si, le advierto que no espere poder levantarse de la silla ni un solo momento, ni sentarse bien tampoco. Y si decide usted comer, sepa que se arriesga, o a perderse de mucho si se escapa al baño, o de lo contrario, a que le explote la vejiga.

Si de encontrar un mensaje se trata: “Pelear, luchar, tenemos que luchar” fue el mensaje de la operadora del 911 que entreteje la mayor parte de la historia. Con un final sorprendente, justo de alguna manera para las víctimas, descabellado de alguna manera para la vida real, esta película te llena de mortificación para darte permiso al final de liberar todo el stress y cuestionarte acerca de tu vida y de tu consciencia en vivirla. Operadores del 911, policías y muchas profesiones como éstas reflexionan de igual manera que el personaje principal “Jordan”, interpretado por Halle Berry: Algunas veces tu estás en medio de la vida y la muerte de una persona, y el día que no puedas lidear con eso, es tiempo de irte”.

Una Halle Berry que no puede hacer nada contra la belleza que le distingue pero entregando un muy bien construido y completo personaje. Un Michael Eklund entregando un tremendo psicópata y la sorprendente actuación de dos jovencitas (Abigail Breslin y Evie Thompson) que se convierten en pieza clave para que la ansiedad y el miedo no falten en toda la historia. Y bueno, les aviso, la película le hace a uno considerar muy seriamente el olvidarse de los teléfonos desechables. Tanto que hasta es fácil pensar que haya alguna campañita pro GPS y pro Smart phones detrás de todo.

Yo no puedo ver películas de terror, pero definitivamente cambiaría más de una por más películas de suspenso como ésta. Hoy en día hace falta mucho para mantener a una audiencia atenta y al filo de su butaca durante toda una historia, y encima envolver a ese público hasta hacerlo aplaudir de acuerdo a sus emociones. Este tipo de detalles hacen de las películas, como “THE CALL”, un verdadero y completo fenómeno del cine.

Buenos diálogos, pistas bien entregadas, nada predecible, nada regalado. Y, estimados lectores, a pensar dos veces antes de llamar al 911. Espero de verdad que todos los agentes del 911 tengan esa capacidad de investigación, supervivencia y astucia de Jordan, el personaje principal.
Una película que te hace cuestionar la curiosidad del ser humano y su apego a lo que más teme. Una historia que justo antes de caer en el drama del psicópata, te rescata ante la rebelión de la víctima. Una película para estar mortificado por más de una hora, pero para quedar muy satisfecho al final. Vayan a verla y verán como salen después.
Totalmente recomendable.

Muchísimas gracias a The Guardian Express por mi asiento en séptima fila y por mi maravilloso pase de prensa. Vaya al cine hoy, vaya y vea “THE CALL” y déjeme saber qué le parece: twitter @KlaudikoGogo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.